Agradando al Señor en todo

Col 1:9-14 
Debemos vivir nuestra vida agradando al Señor.
Antes éramos esclavos del pecado y agradábamos al enemigo y al mucho con nuestras acciones y eso me conducía a la muerte.
Pero nosotros hemos pasado del imperio de las tinieblas al reino de La Luz, agrandando a Dios en todo, esto nos conduce a la vida verdadera.
Ya no hago más lo que quiero sino lo que Dios quiere, ya no vivo yo sino Cristo vive en mi.
Justificados fuimos en El y ya no somos lo que éramos, somos nuevos y hemos sido insertados en el reino de La Luz; esto es tener identidad de hijo y no de esclavo.
Somos la viña del Señor, nos dio recursos y conforme a lo que El nos ha dado le demos también a el, todos tenemos talentos y herramientas para hacer el trabajo que nos ha sido conferido, tendrás fruto y resultado de tu trabajo para Dios.
No tendrás resultado en tu vida si vives y haces conforme a tus fuerzas pero cuando tu mueres a ti mismo y lo dejas al Señor tomar control de tu vida, no dudes porque tendrás fruto en todo lo que haces.
Hemos recibido la gracia De Dios y esa es la que opera en nosotros, no hicimos nada para ganarla pero nos fue dada en su amor y salvación.
Crece en el conocimiento del Señor cada día y El se revelará y te sorprenderá.
Necesitamos volver a Dios y ser fortalecidos en El, no escondas tu debilidad sino preséntala al Señor y verás la fortaleza de El en tu vida.
Da gracias con Alegría al Padre.

Post a comment